Mapa Web
  |
El tiempo
  |
Agenda
  |
Buscar 
 
 
 
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Actualidad
Agenda
Empleo
Empleo Emusin
Gaceta
Junta de Gobierno Municipal
Plenos
Tablon
Uncategorized
 

LOS TOQUES DE CAMPANA DE GUILLENA’, EL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL ACCESIBLE PARA TODO EL MUNDO

PorDpto. Prensa Ayuntamiento de Guillena

LOS TOQUES DE CAMPANA DE GUILLENA’, EL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL ACCESIBLE PARA TODO EL MUNDO

-Los podcast de los toques civiles y religiosos de las campanas de la parroquia de Ntra Sra de la Granada de Guillena se pueden oír en la web de Onda Guillena Radio http://onda.guillena.org/los-toques-de-campanas-de-guillena/

-La grabación la realizó la emisora municipal con motivo de la edición 4.000 del magacín Guillena al día, gracias a la colaboración del doctor en Historia del Arte, Juan Antonio Silva; y el campanero Federico Arroyo. Un programa que tenía como como fin preservar el patrimonio cultural inmaterial de Guillena

El 11 de octubre de 2018, el magacín ‘Guillena al día’ de Onda Guillena Radio cumplía 4.000 programas, y por tal motivo celebró una edición especial, realizada en directo desde el campanario de la parroquia de Ntra Sra de la Granada. A pesar de las inclemencias del tiempo, con la aparición de lluvias, se pudo realizar todo el programa.

La segunda parte del magacín fue una grabación histórica denominada ‘Los toques de campanas de Guillena’, patrimonio inmaterial cultural de Guillena. Una grabación que fue posible a la colaboración del doctor en Historia del Arte, Juan Antonio Silva; el campanero Federico Arroyo; y el cura párroco Fernando Borrego.

Entre las 12 y la 1 del mediodía, se pudieron escuchar, de manera extraordinaria toques de campana, algunos vigentes y otros que nos remontaron a tiempos pretéritos. Fueron un total de 13 toques, entre civiles y religiosos.

Y esta grabación está ahora a disposición de todo el mundo, gracias al espacio creado en la página web de Onda Guillena Radio ‘Los toques de campana de Guillena’.

Tiene una primera parte en la que se pueden oír los podcast de cada toque con las explicaciones orales y escritas de Juan Antonio Silva y Federico Arroyo. Así como un documento de 11 páginas del doctor en Historia del Arte en el que se explica el motivo del programa, la historia del campanario y las campanas de Guillena y los diferentes toques de campanas, tanto civiles como sonoros.

La segunda parte consta del podcast completo de la edición 4.000 del magacín Guillena al día, así como una galería de imágenes de aquel programa histórico.

El magacín Guillena al día emitió su primer programa el 9 de julio de 2002, y desde entonces no ha faltado a la cita diaria con los oyentes de Onda Guillena Radio.

TOQUES DE CAMPANA

A.- TOQUES CIVILES:

Eran responsabilidad del concejo y avisaban por lo general a fuego, a perdidos, a agrupación de ganados comunales, al propio concejo, invasión, llegada del señor, etc.

Cuando en nuestros pueblos, aún no existían los consistorios o ayuntamientos, como tales lugares de reunión, los vecinos eran convocados a las reuniones de concejo «a son de campana tañida» congregándose a las puertas de la iglesia.

– Arrebato: Es un toque general y desorganizado que avisa de algún peligro grave.Este toque solía hacerse cuando había alguna catástrofe. Se tocaba de forma rápida para que acudieran los vecinos en ayuda o por ejemplo a sofocar algún incendio.

Otros toques desaparecidos

Toques de nublo o a tentenublo. En tiempos próximos a la recogida de los productos del campo si existía peligro de tormenta, los vecinos pedían que se realizara este toque con el fin de ahuyentar y dispersar las nubes antes de que descargaran el temido granizo. Hoy tenemos las alarmas por colores.

– Perdido. Cuando una persona se perdía a altas horas de la noche o por niebla, para orientarse al oír el sonido de las campanas.

– A orientar a los caminantes en las horas nocturnas.Destinado por ejemplo a orientar a los peregrinos del Camino de Santiago.

B.- TOQUES RELIGIOSOS:

– Ángelus: Se mantiene hoy. Se tocaba a la 6 de la mañana, a las 12 y a las 6 de la tarde. Su origen se remonta al sigloXIII con la pretensión de recordar el momento de la Anunciación de María.

– Vísperas: Un toque para llamar a los oficios el día de la víspera de las Fiestas Mayores de la Iglesia. Solía hacerse a las 14:00 h.

– Animas: Se ejecutaba a la puesta del sol. Es un momento de oración, en especial por las almas del purgatorio. Un modo de no olvidar a los fallecidos que pudieran necesitar de la ayuda de los vivos para acceder al reino de los cielos.

-Toques a misa. Todos los días de lunes a sábado en horario de tarde y los domingos en horario matutino se ejecutan tres toques que daban comienzo media hora antes de la celebración de la misa. Cada uno de estos toques está compuesto por unas 15 o 20 campanadas tocadas de forma rápida, seguidas de una pausa y de una, dos o tres campanadas respectivamente. Los domingos, además, solían incorporarse los repiques.

-Repiques. El repique es un toque usado en los días festivos, un toque alegre, atronador, de gloria, cargado de música; un pequeño concierto de campanas, que llenaba de sonoridad y de vida todo el pueblo. Además de los domingos en la mañana es frecuente usarlo el Sábado Santo tras la resurrección del Señor, durante las procesiones gloriosas, etc. Siempre con intención de anunciar el inicio de los oficios.

– La Señal por los difuntos o toque de clamor. La señal, que es un toque de clamor de unos cinco minutos, se toca al producirse la muerte de algún vecino, habitante u originario del pueblo. Por lo general la señal se suele dar normalmente, a primera hora del día, al salir el sol, y es la forma de anunciar a todo el pueblo que algún vecino había fallecido.

– Toque de clamor o de los difuntos. El toque de clamor se utilizaba y utiliza también para tocar a misa en el caso de los funerales. El resto de los toques para estas misas eran idénticos a los del resto de días, ya descritos. Las campanas también doblaban mientras se conducía el cadáver al cementerio. Tiempo atrás, durante toda la noche del día uno de noviembre (día de todos los Santos), y hasta el amanecer del día dos (día de las Ánimas), las campanas tañían ininterrumpidamente siguiendo el ritmo del toque de clamor, en recuerdo de todos los difuntos.

«Toque de gloria»,párvulos o mortijuelo. Así se llamaba cuando fallecía algún niño. Se tocaba con la campana pequeña o esquilín, y en algunos sitios era conocido como «toque de tilíndula».

Otros toques desaparecidos

– Toques extraordinarios. Solía emplearse por ejemplo cuando iba un obispo de forma pública a una iglesia, cuando llegaba el rey o el emperador o incluso el visitador de la Diócesis. Si se celebraba en la ciudad un Sínodo diocesano, estaban obligadas a tocar todas las campanas la víspera. Estos toques estaban siempre en función de las distintas costumbres de los lugares disponiendo cada uno de su propios sones específicos.

Toques que indicaban el comienzo y el final de la jornada. Estaba prohibido que hubiera movimientos fuera de la población. para poder identificar la llegada de extraños, amigos o enemigos.

– Había un toque que prohibía andar por las calles sin antorcha.

– Maitines. Se tocaba al alba e invitaba a la población a recibir el nuevo día con una oración, anunciando la hora de comenzar la jornada de trabajo.

– Toque para portar el Viático a un enfermo grave o moribundo. Se trataba de un toque lento de una campana mientras el sacerdote acompañado de los monaguillos que también solía ir tocando una campanilla, se dirigía a la cada del enfermo en peligro de muerte.

– Toque de agonía del Papa. Se anunciaba el fallecimiento del Primado de la Iglesia.

– Toque de agonía del Cardenal de la Diócesis. Se anunciaba la muerte del Sr. Cardenal de la Diócesis.

El silencio de las campanas

Las campanas enmudecían desde el Jueves Santo hasta el Sábado Santo. Y también en ocasiones cuando las ciudades quedaban castigadas sin entierros eclesiales o culto por haber quedado en entredicho. A esto se le llamaba «tiempo de entredicho». A veces una campana tañía para recordar a la población la desgracia en que había caído.

El Jueves Santo, las campanas eran sustituidas por la matraca, que anunciaban días de pasión, que por otra parte se convertían en una ocasión lúdica y festiva para los niños del pueblo. En Guillena hay constancia de su uso al menos desde el siglo XIX (la matraca más antigua que se conserva es de esta época).

Así las campanas permanecen en silencio hasta la terminación del «Gloria» del Sábado Santo, que el sacerdote entonaba durante la Vigilia Pascual. En este momento se rompe el silencio de las campanas, símbolo de la muerte, y vuelven de nuevo los tañidos atronadores y festivos de los repiques, que anuncian desde el campanario la resurrección y la vida. Una especie de himno de la alegría.

Sobre el autor

Dpto. Prensa Ayuntamiento de Guillena author